¿Realmente funcionan los electroestimuladores?

Una sesión de electro estimulación con programas para aliviar inmediatamente el dolor muscular puede ser efectiva si se hace de forma efectiva y el tratamiento se lleva a cabo por una persona con experiencia.

Se puede hacer una sesión más lenta para alentar la liberación de endorfinas que alivian el dolor. También podemos utilizar algún modelo de electroestimulador (ver electroestimulador.com.es/electroestimuladores-recomendados) para evitar lesiones, al mejorar la circulación sanguínea en un área en particular. La polémica de que si esto funciona a largo plazo, sin embargo, está siempre a la orden del día. Para algunas personas, esta herramienta ha funcionado de forma correcta durante mucho tiempo.

Sin embargo, para otras personas el tiempo que se debe invertir en la aplicación de un programa de masaje relajante después de las sesiones de entrenamiento suele compensar el precio de un aparato de electroestimulación.

¿Cuándo usar un electroestimulador?

La electroestimulación, siempre que sea posible, se debe aplicar cuando el calambre se produce en la recta muscular. Podemos concentrarnos en ejercicios de estiramiento en el músculo con el fin de evitar los calambres en el futuro. Esto, en general, suele ser muy eficaz. Sin embargo, esta tarea debe cumplimentarse con ejercicios específicos.

El uso de electroestimuladores se está ampliando cada vez más en todo lo relacionado con lesiones musculares y recuperación terapéutica. Marcas de electroestimulador como Compex o Tens ya están trabajando en mejoras en este campo.

Por tanto, las personas que dicen que no funciona, suelen obviar tratamientos paralelos y en general siguen sólo con la electroestimulación, lo cuál no sueñe ser suficiente. De hecho, la superficie o tratamiento de calor profundo con hipertermia, baños y almohadillas calientes infrarrojos también deben ser complementados.

En definitiva, la electroestimulación no es un milagro, es una herramienta para trabajar paralelamente con otras ayudas.

Leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *